Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Balanzá y el explorador

Sir Douglas Mawson ganó cierto prestigio como geólogo e ingeniero de minas hasta que su nombre, junto con los de Roald Amundsen, Robert Falcon Scott y Ernest Shackleton, ingresó en el Cuadro de Honor de la heroica edad de oro de las exploraciones a la Antártida. Su primer viaje al Polo Sur tuvo lugar en 1907, cuando, bajo el mando de Shackelton, consiguió coronar por vez primera la cumbre del Erebus, el volcán activo más austral e inaccesible de la Tierra. Antes de partir a esta expedición, plena de riesgos inconcebibles, Mawson tomó la precaución de pasar por el quirófano para quitarse el apéndice, dictó sus últimas voluntades a su albacea, se despidió de sus padres y de su esposa, y, por fin, reunió a sus hijos, a quienes obligó a prometer solemnemente que jamás, bajo ninguna circunstancia, leerían novela ni poesía alguna, sino que prestarían toda su atención a las biografías de los grandes hombres y a los tratados históricos y científicos, únicas lecturas apropiadas para asegurarl…

Entradas más recientes

Patroclea

El año que perdimos a Taniguchi

El último de los exploradores

El minucioso coito de las libélulas

El cazador de dragones

El fiscal Bauer

El juez Di