El cuestionario Proust





Alfonso Galindo y Enrique Ujaldón me retan (me tientan) a que me enfrente en público al cuestionario Proust. Ambos son perversos y saben que el exhibicionismo me resulta irresistible. Pues eso, que va por vosotros, queridos:
  1. Los principales rasgos de mi carácter.- Risueño, chulo y leal 
  2. La cualidad que deseo en un hombre.- La hombría, entendiendo por tal un cóctel que combine el valor, la recta atención y la fuerza para cargar con el peso de tus actos. 
  3. La cualidad que deseo en una mujer.- La misma hombría, pero calzada en un buen culo y erigida sobre unos buenos tacones.
  4. Lo que más aprecio de mis amigos.- Que me den alegría; que me conviden y que se dejen convidar; que no me juzguen; que me admitan a su magisterio
  5. Mi principal defecto.- Eso, Proust, se lo preguntas a mis enemigos, que no me faltan, gracias a Dios.
  6. Mi ocupación favorita.- Engolosinar a mi gente con mentiras divertidas, galantes, líricas...
  7. Mi sueño de felicidad.- La felicidad no es asunto humano. Bienaventurados sólo son los dioses. Lo que sí nos resulta consustancial es la desdicha. La mejor manera de evitarla, por cierto, es no pretender la felicidad ni en sueños. Quiero decir que la desgracia sobreviene cuando se mide la distancia que separa la cruda realidad vivida de la inefable felicidad soñada. Así que nada de quimeras, y marche otra de huevos fritos.
  8. Lo que para mí sería la mayor desgracia.- Yo soy muy capaz de convertir un simple resfriado en una tragedia de Esquilo, con su héroe afligido, sus coros, sus dioses guardianes del Destino, su catarsis.... No quiero ni imaginarme que tuviera que pasar por algo peor. Cuando se nace sensible...
  9. Quién me gustaría ser.- Mi gata Alba. Es bellísima, camina sin ofender al universo, juega sola, huele de maravilla, no obedece a nadie y muerde por amor.
  10. Dónde me gustaría vivir.- Kyoto podría ser un lugar ideal, por su ajedrez de jardines algebráicos, geishas con iPhone, templos de madera y papel, y torres de acero y cristal.  Pero ya he dicho que no me gusta la felicidad soñada; así que me quedo en Murcia: por ese desparpajo con que las mujeres pasean su guapeza desde primerísima hora de la mañana.
  11. Mi color preferido.- Me gustan todos. Estoy harto de esa moda cromofóbica que ha puesto a todo el mundo de negro.
  12. La flor que más me gusta.- Las flores de calabaza que preparan en La Sibilla (Fiori di zucca in pastella con mozzarella di bufala e sorbetto di peperoni piccante), uno de los restaurantes más maravillosos del mundo, en Tivoli, el paraje donde veraneaban el emperador Adriano, Lucrecia Borgia, Hipólito D’Este...
  13. Mi ave favorita.- El pollo con langosta que sustancia el surrealismo mágico de la cocina ampurdanesa, con su mar y monte, su sofrito maternal, su flambeado de buen brandy, sus avellanas, sus aromáticas, su punta de chocolate... 
  14. Mis autores preferidos.- Como luego me vas a preguntar por los poetas, voy a traer aquí a Borges y a Lázaro de Tormes. A aquél le debo mi afición a la lectura. A Lázaro de Tormes (no a Cervantes) le debemos todos ese fascinante laberinto moral que es la novela moderna. 
  15. Mis poetas favoritos.- Shakespeare y Homero; en realidad, son mis autores favoritos, en términos absolutos.
  16. Mis héroes de ficción.- El Capitán Haddock: ¡Qué cruz carga ese hombre, al lado siempre del sinsustancia de Tintín!; y Diomedes Tidida, quien no siendo el más fuerte de los aqueos, se atrevió a cargar con su lanza contra los mismísimos dioses.
  17. Mis heroínas de ficción.- La Cora interpretada por Lana Turner en El cartero siempre llama dos veces (tan mala, tan inocente, tan rubia...);  y Helena de Grecia, cuya belleza arrastró al Hades innumerables almas de myrmidones, espartanos, atenienses, itacenses, cretenses, beocios, focenses, locrenses, troyanos, tracios, halizones, misios, meonios, licios...
  18. Mis compositores favoritos.- J. S. Bach y Mozart. Vale, sí, una vulgaridad, pero son los mejores.
  19. Mis artistas favoritos.- Fidias, Miguel Ángel, Johannes Vermeer.
  20. Mis héroes en la vida real.- Los diputados que redactaron la Constitución de Cádiz. 
  21. Mis heroínas históricas.- Hombre, pues, por seguir por ahí cerca, Manuela Malasaña, que nació en mi barrio y se ciscó en los gabachos.
  22. Los nombres que más me gustan.- Los de la mitología griega.
  23. Lo que más odio.- La cobardía. Y mira que abundan los cobardes, coño.
  24. Los personajes históricos que menos me gustan.- Mao Tse Tung, o como se diga; Y aquel Efialtes que traicionó al rey Leónidas.
  25. La campaña militar que más me gusta.- La batalla de Inglaterra librada por la RAF.
  26. La reforma que más aprecio.- La que hicimos en el cuarto de baño principal de mi casa. Da gloria verse ahí dentro, la verdad.
  27. El don de la naturaleza que me gustaría tener.- La independencia de carácter de los orangutanes.
  28. Como me gustaría morir.- Descabezando orcos en la Tierra Media.
  29. El estado actual de mi alma.- Apretada y en todo lo suyo.
  30. Las faltas que no puedo soportar.- La blandura y sus derivados. No soporto lo blando.
  31. Mi lema.- Gnothi seauton. (No pienso traducirlo, porque de algo tienen que comer los profesores de griego, que bastante tienen y por nadie pase)

Entradas populares

Patroclea