Incipit

  Nos ha tocado un tiempo que por nadie pase. Como a todos. Como siempre. El caso es que, al margen de la crisis económica, a nadie se le oculta que en España se vive una notoria degradación de las costumbres y los hábitos políticos. Esto suena rancio y triste: pero el carácter geriátrico de la hipótesis no le resta un átomo de verosimilitud. Por citar un signo (y sobran signos), no hay más que reparar en el aspecto externo de la muchachada que pisa las aulas universitarias para percibir en todos ellos un aire cansino, un arrastrar de pies, una caída masiva del labio inferior, una insipidez constitutiva, como de pollos de granja, que denota que a este país le han sajado la femoral del alma y pierde Espíritu a chorro vivo. Mal negocio. Sin ese Espíritu, tarde o nunca saldremos de la crisis económica.
   Esta bitácora quiere poner lo que sepa y pueda de su parte para luchar contra esta inercia que es ética y es política. Posiblemente constituya más un ejercicio de soberbia que una causa fecunda; supongo que eso tiene que ver con mi carácter: vulnerable a las trampas de la vanidad y proclive a los empeños (y los conocimientos) inútiles.

Comentarios

  1. Por aquí se estrena otra comentarista... todo un placer leerte y verte por aquí, querido amigo. Te seguiré asiduamente desde mi Wunderkammer. ¡Y que salgamos pronto de la maldita crisis! Besicos.

    ResponderEliminar
  2. La cosa no da para alegrías; pero no te vayas a creer...
    Y gracias por tu presencia, Wunderchica, Wunderamiga.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenido a la blogosfera, querido y admirado Paco, y enhorabuena por la idea que inspira tu interesante blog, que desde ya está en mis favoritos del GoogleReader ;-)

    Sobre esta primera entrada, tan solo apuntar que si en Francia la adormilada conciencia colectiva ha tenido que despertarse merced al lamento en el desierto de un jóven rebelde de 93 años

    http://www.elconfidencial.com/cultura/hessel-libro-conciencia-bestseller-francia-20110105-73249.html

    imagino que aquí en España, y a salvo del gran Leopoldo Abadía ("la crisis ninjjjjja")

    http://www.leopoldoabadia.com/

    mucho me temo que trendremos que rendirnos a la evidencia de que el Cohn-Bendit de la Generación Ni-Ni dirá algo interesante a través del tablero ouija.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido a la blogosfera de parte de una seguidora infiel.

    ResponderEliminar
  5. No comparto tu visión, por un motivo: yo piso las aulas universitarias, soy muchachada, y fíjate en mi labio inferior. Repara, la próxima vez que me veas, en su lozanía y lustre, y comprende el honor de que te comente en el blog la excepción que confirma tu regla.

    ResponderEliminar
  6. Ángel se salva porque le cosemos el labio a diario en el Archivo. Si no, de qué

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Patroclea